Nosotros
Nosotros

Todo empezó cuando Ana, mi mujer, que conocía mi especial fascinación por las velas perfumadas, me regaló un libro que enseñaba cómo hacerlas.

Probablemente, esta atracción me viene de lejos; el mundo de las velas por parte de mi abuelo materno, que ya las elaboraba en los años 30, y, el mundo de las fragancias, de mi abuelo paterno que, a principios del siglo XX, fue socio fundador de una conocida empresa de perfumes.

Lo que comenzó como un hobby, en la cocina de mi casa, poco a poco se convirtió en mi principal actividad profesional y mi despacho se transformó en el taller actual, donde ya llevamos 18 años de trabajo.

Desde el inicio tuve claro que la calidad debería ser la marca de la casa. He utilizado las mejores fragancias, ceras, mechas... disponibles en el mercado.

Las esencias vienen de Grasse (Francia), cuna del perfume. Con cada una de ellas se hacen las pruebas de dosificación necesarias para conseguir una óptima combustión y la mejor expansión de la fragancia. Las mechas proceden de una fábrica norteamericana, líder mundial del sector, cuya fundación data de 1817. Las que utilizo están elaboradas con fibras naturales y diseñadas especialmente para soportar altas concentraciones de esencia. Las ceras son alemanas, preparadas especialmente para la elaboración de velas perfumadas.

Desde el primer día, VPA no ha perdido su carácter artesanal y el taller continúa siendo hoy un banco de pruebas, experimentos y descubrimientos.

Luis Mª Buxeres

Mallorca, 1938


Sant Just Desvern, 2005